Si hablamos de los tratamientos más demandados en los últimos años, debemos de señalar el ácido hialurónico como uno de estos. Hay una infinidad de cosméticos con este producto, y numerosos tratamientos que hablan de este ácido. Pero, ¿realmente sabes lo que es? ¿O por qué se pierde? Estás y alguna otra duda que puedas tener vamos a intentar despejarte en este post. 

Pues bien, el ácido hialurónico es un componente muy importante de las articulaciones, de los cartílagos o de la misma piel. Es el encargado de dar firmeza, nutrir y dar hidratación, además de generar un acolchamiento protector. Además, tiene la capacidad de retener agua en las diferentes zonas para poder mantener los niveles de humedad necesarios. Pero sí que es cierto, que su nivel no siempre es el mismo y va descendiendo por diferentes factores. Normalmente varía por problemas hormonales, como por ejemplo en la adolescencia el nivel de estrógenos es muy alto haciendo que la piel sea muy elástica y suave, pero conforme estos niveles van disminuyendo, es cuando aparece la pérdida de volumen, y la piel pierde jugosidad o hidratación. También disminuye por factores externos, como puede ser los que se relacionan con el estilo de vida, como puede ser una mala alimentación o el tabaquismo, y originan obviamente la aparición de arrugas y se fomenta la flacidez de la piel.  

Si que es cierto, que hay muchos cosméticos que contienen ácido hialurónico, por lo que ayudan a retener más agua en las capas superficiales de la piel, pero su composición lleva un porcentaje muy bajo de este compuesto, o muy por debajo de lo que realmente necesita nuestra piel de forma diaria. Por lo que sería necesario aplicar dicho cosmético de forma diaria e incluso varias veces. 

Los tratamientos médico estéticos que conllevan un implante de ácido hialurónico tienen una duración aproximada de entre 6 y 12 meses, aunque dependiendo de los hábitos y de la edad del paciente, puede o bien prolongarse más o bien por el contrario puede que el tratamiento sea menos efectivo. 

Si estás interesado en este tipo de tratamiento, debes de saber que no todos los ácidos hialurónicos que se puedan aplicar a la medicina estética tienen la misma función. El ácido hialurónico reticulado es el que presenta una mayor densidad por lo que se aplica para dar un extra de volumen y aporta relleno. Mientras que el no reticulado, no tiene otro objetivo que no sea hidratar y retener el agua en las zonas que necesiten un poco más de frescura y de hidratación. 

El tratamiento de ácido hialurónico más eficaz es el que se aplica en la matriz de la piel. Es precisamente ahí donde se debe de aplicar para que aporte humedad a los tejidos internos, los rellene y los modele. Este uso del ácido hialurónico se realiza gracias a infiltraciones y microinyecciones y de esta forma su efecto es bastante inmediato, aunque siempre necesita un tiempo para ver los efectos. 

Como siempre, te recomendamos que te pongas en manos de profesionales, para que puedan asesorarte debidamente y tratarte de forma correcta. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.