La fascitis plantar es una inflamación del tejido grueso que forma parte del arco plantar y que se inserta en el calcáneo.

El paciente refiere dolor a nivel de la inserción sobre el hueso en la parte interna y posterior del pie y muchas veces no le deja caminar.


Existen unos factores de riesgo involucrados en su etiopatogenia con son:

1. demasiado arco plantar interno ( pies cavos o lo contrario pie plano )
2. obesidad.
3. Atletismo

El diagnóstico es clínico y radiológico ( radiografía simple y RMN ), muchas veces puede coincidir con la existencia de un espolón calcáneo pero no siempre el espolón es causa de la fascitis.

En principio siempre el tratamiento debe ser conservador , comenzando por realizar estiramientos , crioterapia , y técnicas de fisioterapia (láser , ultrasonidos , etc.. ).

Corrección de los factores de riesgo como plantillas en los pacientes con pies planos o cavos , y bajando peso.

Cuando el tratamiento conservador fracasa estaría indicada la cirugía.

Hoy me gustaría explicaros mi experiencia en el tratamiento endoscópico de la fascitis plantar con el uso de radiofrecuencia ( topal ) en estos pacientes.

Es una técnica quirúrgica estandarizada en la que utilizamos dos portales uno de entrada y otro de salida introduciendo un trocar abierto por arriba y localizando endoscópicamente la fascia plantar para que posteriormente realicemos una liberación con radiofrecuencia bajo visión directa endoscópica.

Es una técnica quirúrgica que se realiza en ámbito ambulatorio , genera muy poca morbilidad en el pie, el paciente puede caminar con ayuda de muletas i carga parcial desde el primer día , y el proceso de convalescencia se acorta considerablemente y además tiene menos complicaciones neurovasculares que con la cirugía abierta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.