Los viejos contenidos que tienes publicados pueden ser una muy buena opción de promoción si sabes cómo utilizarlos. En el día de hoy, te explico algunas razones por las que deberías sacar esos posts del baúl y empezar a promocionarlos otra vez.

En este post encontrarás:

1 Las 5 razones por las que deberías promocionar tus viejos contenidos otra vez
    1.1 Son una fuente de tráfico
    1.2 Pueden viralizarse
    1.3 Demuestras tu experiencia
    1.4 Aumentas las señales sociales
    1.5 Puedes conseguir más enlaces

Las 5 razones por las que deberías promocionar tus viejos contenidos otra vez

Existen varias razones por las que deberías promocionar tus viejos contenidos que ya tienes publicados. En mi post sobre cómo reutilizar contenidos hablo en profundidad del tema, pero aquí me limitaré a hablar de las cinco razones que me parecen más importantes. Así que, sin más dilación, vamos allá.

Son una fuente de tráfico

La primera de las razones por las que deberías promocionar tus viejos contenidos es bastante obvia, pero no está de más señalarla: Son una buena fuente de tráfico que te permita conseguir conversiones. Aunque creas que esos posts ya están pasados de moda, lo cierto es que, en muchas ocasiones, serán contenidos que pueden volver a promocionarse, ya sea porque son contenidos evergreen, o porque son contenidos caducados pero que siguen llamando la atención (por ser anecdóticos, por ejemplo). Por ejemplo, dentro del contenido evergreen, seguramente tengas algún post explicando qué es tal cosa, o cómo hacer aquello otro. Esos contenidos no pasan de moda, y se pueden promocionar en cualquier momento. Por el lado del contenido caducado, puedes publicitarlos con algún título sugerente. Por ejemplo, imaginas que tienes un post con las novedades del iPhone 4. Podrías promocionarlo con un título tipo “¿Te acuerdas de lo novedoso que nos parecía el iPhone 4?”.

Pueden viralizarse

Cuando hablamos de contenidos que se viralizan solemos pensar en contenidos nuevos y chocantes… Y la verdad es que no siempre es así. Existen multitud de vídeos y de contenidos que se han viralizado mucho después de haberse publicado. De hecho, hay muchos contenidos que se han vuelto virales sin que el autor lo sepa tiempo después de su creación. Por ejemplo, la respuesta de “Pa k kieres saber eso jaja saludos” en Yahoo! Respuestas se viralizó en 2016, pero dicha respuesta fue publicada en 2009. Lo mismo sucede con tus posts. Por más que te digan que se puede calcular, la viralización es algo prácticamente imposible de predecir. En términos de talebianos, es un Cisne Negro Positivo.

Por lo tanto, lo mejor que puedes hacer es promocionar tus contenidos antiguos de forma reiterada, y, con un poco de suerte, alguno de ellos estallará y se volverá viral. Puede que no ocurra, claro. Pero… ¿Y si ocurre? Como te decía tu madre cuando dudabas acerca de si pedir algo a alguien o no: El “no” ya lo tienes.

Demuestras tu experiencia

Otro aspecto interesante de publicar contenidos antiguos, es que demuestras estar en el sector en el que te mueves desde hace bastante tiempo, lo que ayuda a que se te perciba como una autoridad.
Imagina a una persona que habla sobre gestión de fondos de inversión y lleva tan solo unos meses… Desde luego, es mucho más creíble un sitio web donde se actualiza de forma constante con información relevante desde hace años.
De hecho, incluso a ti puede resultarte muy útil esa experiencia, porque revisar tus viejos contenidos puede servirte como fuente de inspiración para escribir. Por lo tanto, no dudes en promocionar de forma inteligente tus contenidos con el objetivo de demostrar tu antigüedad en el sector. ¡La experiencia es un grado! En el mundo de la redacción de contenidos hay que mostrar que se es muy activo.

Aumentas las señales sociales

Todos sabemos la importancia de las señales sociales. Quizá no para posicionar directamente (ya sabes que hay mucha discusión sobre si Google lo tiene en cuenta o no), pero sí que ayudan indirectamente, y a la hora de mostrar cierto Social Proof. Es por ello que es más que recomendable compartir los viejos contenidos, porque cada vez que los compartas es una vez más que está el enlace a tu post circulando por la red, y eso sin contar la gente que te retuitee o lo comparta. Todo ello acaba convirtiéndose en más tráfico, mejor visto a los ojos de Google, y más prueba social de cara a tus lectores. ¡Todo son ventajas!

Puedes conseguir más enlaces

Por último, también tienes la oportunidad de conseguir algunos enlaces que, estos sí, contribuyen a mejorar tu posicionamiento. Si te dedicas a publicitar únicamente tus últimos contenidos, la probabilidad de que te enlacen se reduce, únicamente, a esos contenidos. Sin embargo, si publicitas los antiguos, la gente puede verlos y tomarlos en consideración para enlazarlos. De nuevo, promocionar tus viejos contenidos no es garantía de que vayan a enlazarlos… Pero no pierdes nada por promocionarlos, y, si consigues algún enlace, pues bueno es.

Así que, en definitiva, sacar de tu baúl tus viejos contenidos te va a permitir obtener una buena cantidad de ventajas sin ningún inconveniente. Puede que alguno de los anteriores puntos no se cumpla… Pero con lo poco que cuesta esa promoción, vale la pena intentarlo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.