Si estás pensando comenzar una colección, y te gusta el vino, tal vez no hayas caído en la cuenta de que puedes coleccionarlo.   

Aunque pueda parecer que es un tipo de colección para bolsillos más adinerados, no siempre es así.  

Cuando comenzamos con una colección de este tipo, debemos de tener claro qué y cómo vamos a llevar nuestra colección. A veces, empezamos a tener una bodega interesante para poder tener un buen vino que poner en la mesa cuando tenemos una cena en nuestra casa, otros simplemente porque es un mundo absolutamente apasionante el mundo del vino, sumergirnos desde el tipo de uva del que está hecho, como la manera de producirse, el tipo de envasado, o los años que ha descansado en barrica, te hará descubrir un mundo que sin duda puede resultar apasionante.  

Cuando inicies tu colección, piensa que estás comprando arte, es decir, algo totalmente subjetivo, que no tiene por qué gustar a todos, debe de gustarte a ti. Los vinos que debes de tener en tu bodega, son los que realmente tú vayas a disfrutar.  

No pienses que, porque inviertas en determinado vino de moda, va a revalorizarse como si fuera acciones de una multinacional. En algunos casos, sí, pero en la mayoría no, por lo que te comentamos, es algo que te puede parecer fabuloso para ti, pero no tiene por qué serlo para otra persona. Aunque sí que es cierto, que hay caldos, que son sin duda una inversión y que tienen una calidad máxima, y que su producción y su tipo de uvas, hace que sean excepcionales.   

Para realizar una colección, te recomendamos que busques qué proveedores son realmente de fiar, quién puede proporcionarte un buen vino y quién simplemente vende humo, porque como en cualquier materia, hay estafadores. En muchos casos, se aprovechan de la poca experiencia y a veces de un buen marketing, para cobrar como un gran reserva lo que no llevaba a ser ni un cosechero.   

Tal vez, para empezar, puedes iniciarte por el vino de alguna bodega que conozcas. A veces en bodegas no demasiadas conocidas, hay vinos muy respetables sin pagar una barbaridad, como si fuéramos a bodegas de reputado prestigio.   

Recuerda, el objetivo principal de construir una gran colección de vinos antiguos es venderlos para obtener una ganancia más adelante. 

Ahora vamos a resolver una pregunta a tener en cuenta  

¿Por qué ciertos vinos antiguos tienen precios más altos? 

1. El costo de elaborarlo: incluye el precio de las uvas, la mano de obra, el costo de cultivar cada variedad de uva bajo normas estrictas y los costos de comercialización. 

2. El mayor valor percibido de los vinos antiguos: la región vinícola, la escasez, los factores novedosos (como botellas rescatadas de un naufragio) y la procedencia pueden hacer que los precios del vino se disparen. 

3. El periodo de almacenaje y vida útil 

Los grandes vinos como el Sauvignon Blanc están destinados a ser consumidos en 1-3 años, mientras que muchas botellas de Cabernet Sauvignon se pueden guardar en bodega durante 20 o 50 años. Y como es lógico, cuanto más tiempo más caro. 

Con estos consejos tendrás todas las herramientas para poder comenzar a coleccionar vinos. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.