A continuación y tras una pequeña investigación preguntando a varios profesionales de la salud dental vamos a mostraros cuales son los servicios más populares a la hora de acudir a un dentista:

Hacerse una endodoncia

El dolor en nuestros dientes es una de las molestias más intensas que podemos experimentar y un síntoma al que debemos prestar atención.

El dolor al tomar algo frío o caliente, al morder o la inflamación de la encía están causados en la mayoría de las ocasiones por caries que han alcanzado el tejido interior del diente y llegan al nervio (pulpa dental).

La detección precoz de las caries es fundamental para evitar daños en la pulpa dental.

¿Qué es la endodoncia?

Es el procedimiento que usamos para tratar las enfermedades del nervio (pulpa dental). Caries sin tratar, infecciones, necrosis del nervio y factores como traumatismos o erosión son algunos de las causantes del dolor.

El tratamiento de conducto, o endodoncia, tiene como finalidad la conservación de tu pieza dentaria, principalmente la raíz, tratando el canal (raíz) con limpieza y sellado del mismo.
El control a distancia y una correcta restauración hace que tu pieza dentaria se mantenga en la boca.

Acudir por problemas de estética dental

La armonía estética de la boca es tu carta de presentación principal, TU SONRISA.

Factores como los que te mostramos a continuación pueden estropear tu sonrisa.

  • Separación de dientes (diastemas)
  • Cambios de coloración
  • Fracturas dentales
  • Simplemente alguna mala posición de los dientes.

Hoy en día, la odontología te ofrece una variedad de tratamientos mínimamente invasivos y con resultados excelentes:

  • Blanqueamiento dental profesional . Controlado, guiado y realizado acorde a tu caso. Tu boca es única, no es igual a otra.
  • Carillas Estéticas (frentes) en Silicato de Litio, Zirconio, Composites Estratificados.
  • Correcciones en la consulta directamente con materiales estéticos de estratificación.

Ponerse implantes dentales

La pérdida de uno o varios dientes puede disminuir la autoestima e inducir a alteraciones en la funcionalidad de la boca y en el habla.

Mediante el implante, reemplazamos la raíz de un diente perdido, por otra pieza biocompatible capaz de integrarse hasta el punto de convivir de forma sana y totalmente natural con el resto de los tejidos de la boca.

El implante dental consta de dos partes:

  • El propio implante de titanio (simula la raíz del diente) totalmente biocompatible con el organismo
  • La corona o funda dental , realizada en cerámica, porcelana.

Los implantes pueden sustituir una o varias piezas dentarias, no hay un límite para colocar implantes siempre que sean de buena calidad, la cual la provee el propio laboratorio dental que la fabrica.

Tu boca es única, por eso los profesionales se encargan de estudiarla y restaurarla de una forma similar y armónica a tu dentadura natural, dando seguridad a tu sonrisa.

Hacerse una ortodoncia

Unos dientes bien alineados y con una buena posición encajan bien entre ellos, procurando la completa masticación de la comida.

Al funcionar bien, no se estropean y se mantienen saludables, lo que asegura una larga vida a la dentadura. Además, unos dientes derechos mejoran la sonrisa y, por tanto, la estética.

Con el tratamiento de ortodoncia adecuado conseguiremos una buena oclusión (relación entre dientes superiores y los dientes inferiores) y por consiguiente, una buena funcionalidad de la boca y la armonía estética.

Hoy en día, la ortodoncia no es una especialidad solo de jóvenes, ya que se puede hacer a cualquier edad y corregir anomalías. Además, las técnicas son cada vez menos invasivas y más rápidas. Consulta a tu dentista y juntos buscareis la que más se adapte a ti.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.