Cuando comiences a pensar en comenzar tu actividad como autónomo, o de formar una empresa, debes de tener en cuenta los pasos que debes de dar, para que tu camino tenga las menores piedras posibles. Uno de los más importantes y de los que muchas veces las personas se olvidan, es la normativa sobre Protección de Datos, que para poder implantar en tu actividad, vas a necesitar de conocimientos técnicos y también jurídicos. Normalmente, se desconoce cómo se debe de cumplir esta normativa, por ello te invitamos a que delegues en una empresa para que sea esta la que te lo gestione. 

En la actualidad hay muchas empresas que se dedican a esto, pero no todas son profesionales, y en este caso, tomar una mala decisión puede que te salga caro. Por lo que olvídate de amigos, o “cuñados», y acude a especialistas en el sector, para que te ofrezcan determinadas garantías. 

Es por eso, que en este post, te vamos a dar una serie de consejos, y que te resulte más sencillo encontrar la empresa que mejor se adapte a tus necesidades:  

  1. Lo primero que debes de buscar es una empresa con experiencia en este sector. Que tenga recursos para poder resolver problemas y que su experiencia avale sus conocimientos en la materia. 
  2. Necesitas buscar una empresa que te ofrezca un servicio personalizado, para adaptarse a la normativa, no todas las empresas van a necesitar lo mismo.  
  3. Una buena empresa, te va a ofrecer un servicio integral. Profesionales que te den un servicio completo, que te acompañen a lo largo de la actividad y te entreguen la documentación de forma personalizada. 
  4. La protección de datos, no es algo que tiene una evolución, no se implanta y ya está. No solo deben de ofrecerte la documentación necesaria para que tu actividad esté de acuerdo a la legalidad, si no que también vas a necesitar un asesor que te guíe en tu proceso de adaptación. 
  5. La empresa que contrates debes de tener un seguro de responsabilidad civil. El objetivo del seguro de responsabilidad civil debe de tener cobertura para sanciones impuestas, como indemnizaciones y gastos de defensa si hiciera falta como consecuencia del daño que pudiera causar su incumplimiento o negligencia. 
  6. No te quedes con lo que ofrecen de palabra. Pide por escrito las condiciones y todo lo que te ofrezcan, y chequea que todo lo que necesites es lo que cubre esa empresa. Revisa, por supuesto, que ellos también cumplan con la normativa. En el caso d e que tengan web, deben de tener todos los textos legales y quedar expuestas las condiciones de su servicio. 
  7. Ten en cuenta las opiniones de los clientes. Si cuando vas de vacaciones, revisas las opiniones de los usuarios, con más motivo revisa, infórmate y tal vez esto te ayude a decidirte para contratar o no una empresa. Pero normalmente si los clientes están satisfechos es por algo. 

Esperamos haberte ayudado en la toma de decisión para elegir este tipo de empresas, si las precisas. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.