¿Quieres pasar una velada en la terraza de tu casa o en el jardín en compañía de tus amigos o familiares? ¿Por qué no hacerlo frente a una gran barbacoa? La parrilla, de hecho, es sinónimo de compañía y relajación, puedes darte un capricho con chuletas, pinchos, brochetas, verduras, etc.

¿Eres un novato en esto de las barbacoas? no tengas miedo, la barbacoa es más fácil de lo que crees y con los consejos de Marcelino Ibéricos puedes organizar una barbacoa perfecta.

¿Cómo hacer una barbacoa? ¡Aquí tienes todos los consejos útiles para ponerte a ello!

1 – La barbacoa perfecta según tus necesidades

Primero, elige la barbacoa. Elegirlo es esencial para el éxito de tus tardes de verano. Hay muchos modelos en el mercado y puede ser difícil comprar la barbacoa perfecta para sus necesidades y habilidades.

Hay varios tipos: desde gas o eléctrico hasta el carbón, desde portátiles hasta con hierro fundido. La elección depende de varios factores: el espacio y el tiempo que tienes disponible para cocinar, el uso que quieres hacer de él, pero también el sabor, porque, por ejemplo, las barbacoas de carbón le dan a la comida un aroma único, especialmente si usas carbón.

Además de la elección de la barbacoa, también es importante preparar con anticipación todo el equipo que necesita:

  • Alicates para encender la comida en la rejilla.
  • Cepillar para extender los adobos uniformemente sobre los alimentos.
  • Pinchos de madera o acero.
  • Un plato grande, donde colocar los alimentos preparados.

2 – Cómo preparar las brasas

Si has elegido una barbacoa de carbón, el primer paso es preparar las brasas.

Procedimiento: Enrolla unas cuantas hojas de periódico sin comprimirlas demasiado, colócalas sobre unos palos y forma una especie de estrella, por encima de la cual añades troncos más gruesos. Enciende el fuego y luego agrega el carbón. Espera a que se vuelva rojizo e intenta soplar sobre él con la ayuda de un fuelle.

En este punto, agregue más carbón y espere a que se caliente al rojo vivo. Deja que tus brasas descansen: después de unos 10 minutos, debes notar un velo de ceniza blanca. ¡Ahora estás listo para cocinar! Coloca las brasas intentando formar una capa de más o menos 5 cm de altura, más o menos tan ancha como los bordes de la rejilla.

Para que sus brasas sean especiales, puede quemar hierbas o especias, como laurel y romero que son buenos para todos los alimentos. Mientras que, en cambio, la salvia es ideal para las aves de corral, la menta para las frutas y verduras y el enebro para el pescado.

3 – Marinado

El marinado es importante tanto para ablandar los alimentos antes de cocinarlos como para darles sabor y, durante la cocción, hace que los alimentos permanezcan húmedos.

Consejo si estás a dieta: marinar carnes y pescados con antelación con especias y aromas (chile, romero, tomillo, ajo y canela) te permite aromatizarlos sin el uso de grasas añadidas. De esta manera, tus platos son más ligeros.

Hay dos tipos de adobo.

Marinado cocido: ideal para carnes con un sabor intenso, donde el ingrediente principal – vinagre o limón – se hierve junto con aromas.
Marinado crudo: perfecto para la mayoría de los alimentos a la parrilla. Los ingredientes se mezclan en frío con aceite de oliva virgen extra.

Por lo general, el tiempo de descanso en los adobos depende del tipo y grosor de los alimentos.

15 a 30 minutos para condimentar verduras, pescados y carnes pequeñas con un sabor delicado.
1 hora y más para trozos grandes de carne y aves enteras.

Puede marinar sus platos tanto a temperatura ambiente como en el refrigerador.

Importante: cierre el recipiente que contiene la marinada con una envoltura de plástico y una tapa y revuelva ocasionalmente para que la comida se empape uniformemente.

Ingredientes para marinar la carne

Use jugo de limón o vino blanco, agregue aceite de oliva virgen extra, vinagre, salvia, romero y chalota para carnes sabrosas y grasas, sal y pimienta negra.

Ingredientes para marinar el pescado

Utiliza lima, aceite de oliva virgen extra, ajo, perejil, tomillo, pimienta blanca y sal.

Ingredientes para marinar verduras

Utiliza zumo de limón, aceite de oliva virgen extra, tomillo, sal, pimienta y orégano. Después de marinar, finalmente está listo para cocinar.

4 – Trucos de cocina para la barbacoa

Para evitar daños a la salud, sea cual sea el alimento que tengas que asar, lo importante es evitar que se carboniza, libere gotas de grasa en las brasas, quede envuelto por el humo o que se deje cocinar durante demasiado tiempo.

Para cocinar en el punto correcto, la temperatura de las brasas debe ser inversamente proporcional al tamaño de los alimentos.

Pequeñas brasas fuertes o parrilla lejos del fuego para alimentos grandes.
Calor fuerte y cocción rápida para alimentos más pequeños.
Ingredientes del mismo tamaño para una cocción uniforme de pinchos.
Frutas y verduras siempre lo más lejos posible de las brasas.

¡La parte carbonizada debe descartarse! De hecho, las grasas carbonizadas desencadenan una reacción química (pirólisis) que genera sustancias nocivas para la salud.

5 – Barbacoa y verduras: cómo asarla

Las verduras más adecuadas para cocinar a la parrilla son los tomates, las setas, el calabacín, las berenjenas, o las verduras ricas en agua. Pero trata de experimentar con diferentes combinaciones también, por ejemplo, con hinojo y cebollas.

Cómo hacerlo: córtalos en rodajas gruesas y déjalos marinar o engrasar con un poco de aceite de oliva virgen extra. Un consejo: espolvorea sal de calabacín y berenjena y déjalos reposar durante media hora, luego sécalos con papel absorbente y colócalos a la parrilla. Asa los tomates enteros y corta la achicoria por la mitad.

Pinchar las verduras enteras con una brocheta durante la cocción y darles la vuelta con frecuencia. Si tienen piel, como los pimientos, deje que la piel se oscurezca.

6 – Asar la carne

Una vez escurrida de la marinada, coloca la carne en la parrilla: procura no picarla para no dejar salir los jugos. Al cocinar la hamburguesa preste atención a la exudación: si el líquido es rosado, la carne está poco hecha, si es ligero, está cocida, si es marrón, está bien cocida. Las aves enteras están cocidas cuando el líquido que sale durante la cocción es incoloro.

Para cocinar carnes rojas, basta con presionar sobre la superficie:si es esponjosa es muy sangrienta, si rinde mucho es a la sangre, si no es muy elástica se cocina, si es firme está bien cocida. ¡Descubre también las mejores recetas de pinchos para probar tu barbacoa perfecta!

7 – Consejos para asar pescado a la parrilla

Cocine pescados pequeños, por ejemplo sardinas, con la parrilla doble, mientras que las grandes tienen un excelente rendimiento en la parrilla tradicional.

No escalar el pescado porque las escamas protegen la carne tierna de las brasas y, por la misma razón, también cocinan los crustáceos enteros. Si, por el contrario, los pescados están sin escamas, páselas en la harina para obtener una corteza sabrosa.

Cómo hacerlo: corte el pescado grande con cortes transversales a lo largo de los lados, pero deben ser poco profundos para garantizar una cocción perfecta. Los moluscos, por otro lado, deben ser cortados de la misma manera pero a lo largo de los sacos. Cuando la piel se vuelve opaca y la carne comienza a descamarse, el pescado se cocina.

8 – Una barbacoa completa con brochetas, queso y fruta

Para los quesos se puede proceder de esta manera: cortar el queso en rodajas de más o menos 2 cm de altura, colocarlas en la parrilla doble caliente lejos de las brasas y girar repetidamente. Disfrútalos en cuanto estén listos, los mejores son los cocidos y fibrosos. Envuelva los quesos que se derriten rápidamente en papel de aluminio.

Para la brocheta, por otro lado, utilice pan duro, córtelo en rodajas de aproximadamente 2 cm, cocínelo a fuego medio alto durante 2 minutos por lado. Sus rebanadas de pan están listas para ser condimentadas y servidas.

Por último la fruta, que también se puede cocinar en la barbacoa. La fruta debe cocinarse con rejillas dobles o en papel de aluminio. Mientras se cocinan, úntalos con miel o azúcar para que se caramelice. Pruebe a cocinar piña, plátanos e higos con cáscara: ¡el sabor es único!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.