Son muchas las dudas que nos surgen cuando vamos a comprar jamon, es por eso que vamos a intentar dar una serie de consejos para acertar en nuestra compra. 

Debemos de señalar, que, si compramos una pieza entera de jamón, lo que va a fomentar que tenga el máximo de sabor, es hacer un corte correcto, con destreza y finura y preciso. 

El jamón es un manjar típico español que no debería de faltar en ninguna casa. Ahora además de poder adquirir en tienda, podemos hacerlo comprándolo online. Para que lo compres de la forma que mejor te venga, te vamos a dar una serie de ideas para evitar comprar una pieza que no tenga una calidad alta. 

Uno de los problemas a los que nos enfrentamos es la gran oferta que tiene este producto. Por lo que hace que la elección sea complicada, siendo complicado comprobar la calidad. 

Vamos con los tips: 

  • Etiquetado del jamón ibérico – En el caso del jamón ibérico, el gobierno español estableció una normativa para que el consumidor pueda reconocer el tipo de jamón que va a adquirir gracias al etiquetado. Es de esta manera, como se pueden conocer algunas de las principales propiedades del jamón sin necesidad de probarlo o incluso de verlo, como puede ser el caso de comprarlo de forma online. 
  • Etiqueta blanca: Este tipo de etiqueta, corresponde a una mezcla entre Duroc e Ibérico, es la que identifica a jamones con un 50% de raza ibérico, los cerdos han sido criados en granjas intensivas y alimentados en su mayoría por piensos de legumbres y cereales. 
  • Etiqueta verde: Este color es para jamones con un 50% de raza ibérica. En este caso y a diferencia de otros, este cerdo se ha alimentado sin probar la bellota, ha sido a base de pastos naturales, hierbas y por supuesto de pienso. Aunque sí que es cierto que ha sido creado en libertad.  
  • Etiqueta roja: En este caso, se trata de jamones de bellota 50-75% ibéricos, criados en libertad en dehesas y que comen bellotas. No son 100% ibéricos, es un cruce entre la raza Ibérica y Duroc. 
  • Etiqueta negra: De este color son los jamones ibéricos de bellota puros, 100% ibéricos, provenientes de cerdos de raza pura ibérica, criados en las dehesas en libertad. Criados con bellota durante la época en la que este fruto madura, es decir de noviembre a marzo. 
  • Pieza completa: Es la mejor forma para sacar el máximo partido al jamón. Tanto si es paletilla o jamón, es la forma ideal de apreciar su sabor, los aromas naturales y las texturas. Eso sí, debemos de tener en cuenta la capacidad que tenemos para cortarlo, lo ideal es que sean finas lonchas para poder degustar y disfrutar todas sus características. 
  • Piezas deshuesadas y envasadas al vacío: Una de las principales ventajas que ofrece un jamón deshuesado es que una vez que lo cortemos puede guardarse de forma sencilla, ya que no hay ningún hueso que nos moleste para poderlo ensobrar y sellar. 
  • El formato para hacernos con el jamón: Para poder acertar en la elección de un buen jamón debemos de tener en cuenta la procedencia, el precio, las etiquetas que ya hemos explicado, la marca. En relación al uso que se le vaya a dar, cada uno puede preferir un formato u otro, para poder saborear mejor su sabor y peculiaridades. 
  • Cortar con cuchillo, lonchear y envasar al vacío: Es la forma más consumida por el público. Son sobres envasados al vacío ya preparados para consumir y abrir. Su corte es muy fino e ideal para poder presentarlo en cualquier ocasión en platos, o bien para poderlos consumir en una excursión en la playa o en una excursión. 
  • Virutas de jamón: esta parte de jamón se saca de la zona más próxima al hueso, lo que le da un sabor más intenso y mucho más sabroso. En este caso es ideal para utilizarlo como guarnición y para completar sopas o cremas. 
  • Zona de producción jamonera: Sin duda la procedencia es algo vital a la hora de elegir un jamón. Dependiendo de la procedencia siempre y cuando esté consolidada su producción constante y de calidad, la experiencia y el buen hacer de cada fabricante, puede ser esencial para no equivocarnos. En nuestro país, sí que es cierto que tenemos la suerte de tener zonas productoras, que son consideradas como las de más relevancia y de mayor producción. Estas son Extremadura: es la zona con mayor producción de jamones y paletas ibéricas de España, gracias a sus dehesas de gran tamaño, y sus jamones tienen un sabor meloso, afrutado y ligeramente fuerte. Salamanca es otro gran productor: es una de las zonas más valoradas, tanto por la calidad de sus productos como por sus magníficos fabricantes. El sabor de sus jamones es meloso, pero de una intensidad más baja que la media nacional. Otro lugar de referencia es Huelva: Es uno de los más reconocidos mundialmente y su sabor es muy fuerte y mucho menos afrutado que la media. Y por último Córdoba: Con zonas consideradas para la cría de cerdos ibéricos, y su sabor es el más dulce del paladar. 
  • El corte del jamón, ciencia y arte para sacar las mejores lonchas – Es una de las acciones que nos va a ayudar a sacarle el máximo partido al sabor, lo ideal es que sea un corte bien hecho, fino y preciso. Para esto es necesario usar una herramienta óptima, que no es otra que el cuchillo “jamonero”. Aunque no va ser la única, aunque para sacar todo el partido a la paletilla o un jamón, también necesitaremos un cuchillo descortezador, un cuchillo deshuesador sin olvidarnos del tipo puntilla. 

Aunque no es tarea sencilla, teniendo estos conceptos claros tal vez nos resulte más sencillo poder elegir, o al menos elegir con más criterio un jamón y por lo tanto tener menos opciones de llevarnos a casa un jamón con una calidad baja, a precio de uno de gama alta. El conocimiento siempre es poder, en este caso para hacer una buena elección.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.